Tuesday, July 29, 2008

Calíope: Fuego

- Puedes crear lo que desees. Puedes hacer fluir el oro de tus manos, puedes beber hidromiel de las rocas desnudas. Ante la tempestad, resguardarte del viento y la lluvia; ante el sol, llamar a la tormenta. Hablar con los señores de los yermos desiertos de Estigia. Cuando tengas frío, crear fuego de la nada - dicho esto, la palma de su mano comenzó a arder -, y sentirte como lo que eres: una diosa que ve más allá de la vida y la muerte.

Calíope pestañea, pero no se inmuta. Extiende la palma de su mano mientras que Oniros, con delicadeza, toma el fuego y lo posa con extremo cuidado y ternura entre sus dedos. Es incandescente, no quema, casi le da frío, un frío que recorre toda su espina, todos los nervios ventrales y dorsales, ascendentes, descendentes. El cerebelo comienza a mandar señales, y siente que su sentido del equilibrio flaquea por unos instante. Su corteza comienza a cambiar, y las neuronas liberan neurotransmisores y descargas eléctricas más rápido de lo normal. El diencéfalo se dispara... ¿Acaso es amor?

La llama tiembla, mengua, suspira... Y de pronto se descontrola, comenzando a arder con una fuerza amenazadora. Pero Calíope no tiene miedo al fuego ni a ninguno de los elementos. No teme a la muerte, y mucho menos a la vida... Al fin de cuentas, éso es lo más peligroso, vivir en este mundo, caminar por los renglones del paraíso perdido creados hace millones de años para ser algo imperfectamente perfecto.


- Nessa... ¡Nessa!

Diana abraza a su hija, que tose un par de veces y respira con dificultad. Gerard sofoca el fuego de la mesita de noche... Adiós a los apuntes y uno de sus libros de anatomía, pero sólo ha sido un susto... Podría haber perdido mucho más... Pero, realmente, ¿son conscientes de lo que acaban de perder?

- ¿Ves? Te lo dije... - masculla Diana en tono de reproche -... Era muy pequeña para tus juegos, y ahora hace esto con 14 años... ¿Qué será capaz de hacer con el tiempo?
- Seré una musa, una diosa que ve más allá de cualquier velo... éso dijo él.

Gerard y Diana miran a su hija. Se equivocaban, no la acababan de perder... Ambos se miraron confusos: ¿cuándo la perdieron?

Oniros ríe en la lejanía, en las sombras de Estigia. 

"Ya entonces te veía y soñaba contigo. Y tú siempre susurrabas lascivamente en mi oído ésa palabra que me hace estremecer, esas que cuando dices hoy día provocan orgasmos en mi cerebro."

Ca-lí-o-pe...

"Ya estaba despierta, pero tardé diez años en encontrarte. Diez años practicando mis dones en soledad, diez años deseando sentir tu lengua sobre mi piel.

¿Cuándo me convertí en ésto?"

2 comments :

  1. cuando nos convertimos
    en lo que somos...?
    hasta cierto punto
    la cosa vino dada...
    pero a partir
    de que momento comenzo
    la historia...?
    el destino me dijo una Musa
    estaba en nuestras manos...
    todo lo siguiente,
    se convirtio en arte...

    ReplyDelete

Thanks for reading my blog and for your lovely comments, I will comment you back as soon as I can!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...